Experiencia uchi deshi en Buenos Aires de Luis Gutierrez, de Colombia

Memorias Visita al Gin Ryu Kan – Buenos Aires – Argentina.
Por Luis Gutiérrez – Yoshinkan Aikido Ryu Colombia.
Comienza el viaje hace cuatro años atrás:
La historia de esta visita comienza en el año 2015, cuando por primera vez me
pongo en contacto con Sensei Fernando Martínez, alumno de Shihan Tsuneo Ando
y encargado para Latinoamérica de la difusión del Yoshinkan Aikido Ryu.
En ese momento Sensei muy amablemente sin conocerme, me ofrece la
oportunidad de visitarlos en Buenos Aires y que además de poder conocer el estilo
estuviera tranquilo, ya que iba a poner todo de parte de la organización en la
Argentina para encontrar las opciones más accesibles para poder realizar mi visita.
En ese momento quise dar todo de mi para poder realizar mi visita a finales del año
2015 pero…infortunadamente en ese momento con unos amigos teníamos un
negocio independiente y por la situación económica del país, en ese año tuvimos
que cerrar ya que quebró. Mi tristeza fue grande, no solo por la difícil situación por la
que pasaba; si no también porque no pude aprovechar la oportunidad que me daba
Sensei Fernando de conocerle.
A partir de ese momento tomé la decisión que así fuera de poco a poco teniendo en
cuenta el desafío que vivía en ese momento, comenzariá a hacer todo lo posible
para sin importar el tiempo que me tomara; cumplir esa meta de poder conocer de
primera mano con un maestro como lo es Sensei Fernando. El estilo que tan
brillantemente destilaba Gozo Shioda Sensei en los innumerables videos que había
visto desde que era un adolescente.
Finalmente después de casi cuatro años de ahorrar nuevamente me contacto con
Sensei Fernando nuevamente como un desconocido, decirle que tenía el dinero
para todos los gastos de la visita a Buenos Aires…Sensei no dejó esperar ni un dia
para realizar una video llamada, se alegró por mi y sin fallar un momento al espíritu
amable que mostró 4 años atrás, nuevamente me abrió las puerta de su casa en Gin
Ryu Kan.
Hablamos en Febrero de 2019 y acordamos con sensei vernos personalmente 6
meses después en Julio de 2019. A partir de ese momento el tiempo voló casi como
por obra del apuro de poder vivir esta experiencia….
Ya en el aeropuerto a punto de embarcar hacia Buenos Aires:
Durante esos seis meses hice mi mejor esfuerzo para prepararme para este viaje y
poder dar lo mejor de mí, como artista marcial y como representante del espíritu
marcial como practicante Colombiano.
Cuando estaba en el aeropuerto antes de despedirme de mi esposa, mi familia, mis
compañeros de práctica; recordando que todo lo que parecía difícil para lograr ese
momento, en realidad no había sido tan difícil como lo habíamos imaginado.
Recordar los momentos en casa cuando mi esposa no dejaba que abandonara mi
sueño y me impulsaba para seguir adelante a veces con la ternura fuerte que solo
las esposas saben dar, como meses atrás en Febrero la noticia de mi visita a la
Argentina me había hecho reencontrarme con amigos de práctica que no había visto
hace años y como la noticia volvía a despertar en sus corazones; desde las cenizas
la llama del sueño que compartimos cuando éramos adolescentes con más bríos y
menos kilos.
Después del abrazo, las lágrimas de rigor y un nos vemos pronto; fui a la sala de
espera y tras una corta espera ingresa al avión para dar el primer paso físico de un
viaje que había empezado en mi cabeza hace ya tanto tiempo atrás.
Un apuro que resultó ser perfecto – Cancelación del vuelo, una probada del
verdadero espíritu del Aikido:
Después de hacer escala en Lima, tome otro avión para hacer escala en Asunción y
así finalmente tomar rumbo a Buenos Aires…pasó lo que tenía que pasar casi por
designio de la causalidad más que de la casualidad.
Aterrizamos 5 am en Asunción – Paraguay y el recibimiento en el aeropuerto fue la
noticia que el vuelo a Buenos Aires, había sido cancelado por mal clima y después
de analizar una mala opcion despues de otra; la mejor alternativa era quedarse todo
un dia en asunción y tomar el primer vuelo al dia siguiente.
Inmediatamente entre en contacto con Sensei Fernando, ya que muy amablemente
uno de sus alumnos Gonzalo iba a ir a recogerme en el aeropuerto en Buenos Aires
a lo que también Sensei respondió contactandose con su alumno en Asunción
Sensei Eugenio Suárez.
Afortunadamente la Aerolínea nos hospedo en un hotel cercano al aeropuerto y fue
grata la sorpresa de recibir la llamada de Sensei Eugenio que iba a arreglar todo en
su dia para poder recibir a un compañero (desconocido) que venía de Colombia.
Después de descubrir lo bella que es Asunción con sus pequeñas imperfecciones,
su gente, el clima, la comida con la guia de Sensei Eugenio. Sentí como si no me
hubiese ido de casa, sino como si hubiese llegado a casa…después de conocer la
casa de la independencia, la casa de gobierno, la costanera y la bahía del río
Paraguay, Sensei tenía preparada dos últimas sorpresas.
La primera fue acompañarle a una clase en su dojo; donde todos me recibieron con
una sonrisa y un hecho muy simpático es que su dojo queda sobre la avenida Rep.
de Colombia…No había manera de no sentirme en casa.
En ese momento uno de los alumnos se acerca y nos pregunta; Sensei que es
Aikido…a lo que yo creo que casi que por reflejo de nuestros pensamientos, sensei
responde “Aikido es unión” y yo complemento “Aikido es salir de casa en un viaje y
llegar a un lugar como un desconocido, siendo recibido como un familiar que se
había ido hace rato de casa” Eso es el espíritu del Aikido; para mi en este viaje fue
la constante del viaje poder VIVIR gracias a los actos desinteresados de mis
compañeros en Paraguay, Argentina y Chile el significado del AIKI. Sensei
Fernando en la argentina nos explico esto con un refrán oriental “Nada de lo que
vale la pena en la vida se logra solo”
Luego de este bello momento en dojo de Sensei que atesorare en mi Corazón…Nos
dirigimos a su casa donde estaba la mesa servida y nos esperaban la familia; todos
reunidos como si llegara un primo o un sobrino nuevamente a casa. Después de
cenar y de recibir un hasta pronto; que se sintió casi como el que me dieron en el
aeropuerto de Bogotá.
Regrese al hotel y nos embarcamos nuevamente al avión para finalmente llegar a
Buenos Aires.
Ya en Buenos Aires, recibido por el frío del invierno; pero reencontrando el
recibimiento del caluroso espíritu AIKI:
Apenas desciendo del Avión, habiendo cruzado la puerta de migración me recibe el
frío del invierno en Buenos Aires. SIn embargo la sensación fría duró poco, ya que
Sensei Fernando Martínez nuevamente como pasó en Asunción; me recibe a mí un
total desconocido, con la calidez con la que se recibe a un ser querido al que no se
le a visto desde hace tiempo.
Al llegar al Club Nación, donde está el Gin Ryu Kan dojo en la Argentina. No se me
dejo sentir ni un momento que era un desconocido; todo el personal que trabaja en
el club me mostró su amabilidad Don Miguel en la portería que me mostro un poco
de lo que es el folklore que escuchaba su papá que era Gaucho, tomando mate a
ritmo de milongas camperas, Nati y Andrea en el Buffet donde pudimos compartir un
poco con un Café y un Alfaljor…Con Alexis que le pone alegría desde temprano con
sus historias mientras daba orden y limpieza al club. El club es un lugar muy lindo,
pero mas que todo por la familia que hacen los que trabajan alli…Perdon a nuestro
amigo prestidigitador, tarotista y cuentero que trabaja en la seguridad del club por no
recordar su nombre; pero le agradezco por habernos hecho reír a Miguel otro
compañero en la portería y César también portero.
Por fin Yoshinkan Aikido y sin saber; ya lo venía practicando en el viaje hacia
Buenos Aires – AIKI SOKU SEIKATSU ( Aikido es la vida)
Yo creo este va a ser el capítulo más corto de este relato ya que Yoshinkan Aikido y
aikido sin importar el estilo; es esto la vida misma. Sensei Fernando nos explicaba
que Gozo Shioda Soke era una persona que gustaba enseñar que el verdadero
aikido es que se vive y practica en la vida cotidiana.
Sobre el tatami se ven detalles como el Kamae, la potencia del línea central, sen no
sen, Zanshin, la etiqueta entre otros.
Pero el verdadero espíritu Aiki (unificación con la energía universal) que tuve la
fortuna de vivir en el dojo. Fue el de vivirlo como reflejo de práctica fuera del tatami,
donde en mi muy humilde opinion es donde verdaderamente se debe expresar la
unión y ser la finalidad última de la práctica marcial.
MUCHAS GRACIAS SENSEI MARCIO DE BRASIL; en vez de estar en bajo el sol
de sao paolo con su familia, vino en su tiempo de descanso solo para expresar con
su tiempo y enseñanzas el espíritu del Yoshinkan.
Gracias a Sensei Gabriel, Tito, Ariel en Hurlingham por recibirme a don German, a
Sempai Joaquin, Sempai Santiago, Gonza de Argentina, José de Chile, Eugenio,
Jose, Lucia, Keanan y Ariel de Paraguay por la práctica alegre y desinteresada.
Gracias a don Manuel padre de Sensei Fernando, por abrirnos las puertas de su
casa y por aproximarnos un poquito al paraíso por el efecto de los manjares de la
parrilla que usted prepara.
Perdónenme si no nombro a alguien por no recordar sus nombres o si lo hago por
omisión pero les agradezco enormemente su amabilidad.
Sensei Fernando Martinez le agradezco por confiar en mí y por abrirme las puertas
de su casa en el Gin Ryu Kan, asi como hacerme parte de su familia Yoshinkan y de
la FLAY….Espero verles pronto y honrarles avanzando en el conocimiento profundo
del estilo.
Gracias a Shihan Tsuneo Ando por interesarse en la difusión del Yoshinkan Aikido
en todos los rincones del mundo y darnos la oportunidad en todos los países. En
todo el globo hay personas con espíritu y corazón pero que no tienen la oportunidad,
gracias por su fe en estas personas aun antes de conocerlas.
Gracias a mi esposa, a mi familia a mis compañeros en Colombia y muy
especialmente gracias a Sensei Fernando Devia en Colombia de Kyudo Centro de
Alto rendimiento; por acogernos en su casa para realizar nuestra práctica y apoyar
el desarrollo del Yoshinkan Aikido en Colombia.
Animo a todos los que tengan un sueño, espero esta humilde historia les de coraje
para dar pasos para lograrlos…En mi caso yo apenas estoy gateando quedan
muchos pasos por dar todavía, pero ya estamos en el camino y en movimiento.
Muchas gracias por tomarse el tiempo de leer.
Luis Gabriel Gutierrez Moreno
Yoshinkan Aikido Ryu Colombia.